Niño de un año se ahogó en un arroyo

Las tragedias ocurren en un abrir y cerrar de ojos, y eso, tristemente, lo tiene claro Óscar Enrique Ramírez Díaz. El hombre perdió al menor de sus tres hijos en unos instantes. El pequeño, de un año y dos meses, se ahogó en un arroyo en el municipio de Marialabaja.

El hombre contó que la mala hora acaeció en su hogar el domingo a unos pasos de su casa, en el barrio Puerto Santander de Marialabaja. Ese día, en la mañana, la madre del infante se lo llevó a un lugar cercano donde preparaba unas comidas, mientras que Óscar hacía labores de campo.

A mediodía, el hombre decidió ir a buscar a su hijo menor. “Me lo traje porque su madre estaba ocupada y lo dejé en la casa con sus dos hermanos mayores, de siete y diez años. Yo cerré la puerta de atrás de la casa, porque el patio colinda con el Arroyo Paso al Medio. Salí y me apresuré para regresar rápido”, explicó Óscar.

Sin embargo, no contaba con que uno de sus hijos mayores abriría la puerta. Se cree que al ver la oportunidad, el niño de un año salió al patio y llegó hasta la orilla del arroyo. Allí habría caído al agua por accidente.

“Regresé rápido, a los cinco minutos ya estaba de vuelta, pero ya no encontré a mi hijo menor. Empecé a buscarlo y fui hasta el arroyo y busqué y nada. Avisé a los vecinos y todos empezamos a buscar. Fue un tío el que lo encontró cerca de una hora después en el arroyo. Lo llevamos al centro de salud, pero allá nos dijeron que ya estaba muerto, se ahogó”, explicó el progenitor del pequeño.

Este fue ayer hasta la morgue de Medicina Legal en Cartagena a reclamar el cuerpo del menor, para darle cristiana sepultura. Óscar dice que su mujer está muy afectada.

redacción el universal de cartagena