La escalofriante historia del asesinato de un bebé de 4 meses en Antioquia - LO QUE PASA EN BUCARAMANGA
Comparte esta noticia:

Un aterrador caso ocurrió en el municipio de Segovia (Antioquia). Yony Alexánder Meneses Ospina, de 21 años, y vecino de la víctima, robó y enterró con vida a un menor de 4 meses de edad.

Según informó Noticias Caracol, el robo del pequeño Ismael Matías ocurrió el pasado 28 de enero en una humilde casa de latas ubicada en el barrio Galán de Segovia. El menor estaba bajo el cuidado de su hermana, de 17 años y, en un descuido de la adolescente, el señalado de cometer el crimen aprovechó y se llevó al niño.

La menor dio aviso de la desaparición de su pequeño hermano a quien buscaron desesperadamente sin resultados favorables.

La noticia fue publicada por diferentes medios de comunicación, pero los detalles del caso apenas salen a la luz, pues fue este martes que la Fiscalía y la Policía anunciaron la captura de Meneses Ospina.

El sospechoso confesó y narró a las autoridades lo sucedido además de entregar la ubicación donde había enterrado al pequeño Ismael.

“Se puso nervioso ante un familiar y dijo que había cometido un error. En ese momento manifestó que lo había enterrado en una loma del sector de Puente Tierra”, manifestó una fuente judicial.

Una vez hallado el cadáver de Ismael Matías, que nació el 26 de septiembre de 2017 en Segovia, varios vecinos intentaron linchar a Meneses Ospina, por lo que este tuvo que ser protegido por la Policía, que lo trasladó a Vegachí.

Meneses Ospina fue detenido horas después y un juez lo envió a prisión.

El ICBF, a través de su directora Karen Abudinen, se pronunció por el hecho: “Un caso como el ocurrido en Segovia es doloroso y aberrante, pero nuevamente nos alerta a que debemos proteger y cuidar a los niños, niñas y adolescente”, dijo Abudinen Abuchaibe, quien insistió en su llamado a los padres y cuidadores para que sean el primer entorno protector.

Ver imagen en Twitter
El niño era el menor de seis hermanos, por lo que las autoridades locales dispusieron de un equipo interdisciplinario para que brinde asesoría sicológica a los hermanos y a los padres de la víctima.

El director del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Carlos Valdés, confirmó la muerte por asfixia mecánica del bebé identificado como Ismael Matías Espitia.

“La causa de la muerte corresponde a una asfixia mecánica por sofocación. Eso significa que se remplaza el aire respirado por tierra. Se sofocó cuando lo enterraron”, explicó el experto forense.

Más de 3.000 personas salieron a las calles de Segovia a protestar en contra de este atroz acto contra los menores en el municipio y Colombia. 

ttomado de aldia.co

La escalofriante historia del asesinato de un bebé de 4 meses en Antioquia