Feminicida serial que asesinó una mujer en Bucaramanga fue condenado por dos crímenes - LO QUE PASA EN BUCARAMANGA
Comparte esta noticia:

Todo parece indicar que con la captura y posteriores condenas a Murillo Moreno las autoridades lograron ponerle fin a la incipiente carrera criminal de un hombre que a todas luces estaba por convertirse en un asesino en serie de mujeres jóvenes.   

El acervo probatorio era abrumador y gracias al juicioso trabajo de los investigadores, Murillo Moreno no tuvo otra alternativa que aceptar su autoría en los asesinatos, el primero de ellos ocurrido el 4 de junio de 2017, cuando fue violada y asesinada la fisioterapeuta Stephanie Ramírez, en la ciudad de Cali; y el segundo, el de Yuliana Gómez, ocurrido en Bucaramanga el sábado 1 de julio de 2017, 28 días después del primer crimen.

Este sería el caso por el cual un juez de la república emitió recientemente sentido condenatorio del fallo, sin que hasta el momento se sepa la cuantía punitiva que deberá pagar en prisión el procesado. 

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía General de la Nación, y la Policía Nacional, la joven había ingresado hacia las 2 de la mañana del sábado 1 de julio del año pasado a la habitación 202 del Hotel Morgan, ubicado en la calle 35, entre carreras 18 y 19 de Bucaramanga, con un hombre quien poco antes de las 6 de la mañana abandonó las instalaciones del hospedaje.

La actitud del individuo levantó sospecha y fue al advertir ese sigilo que la administradora del hotel ordenó de inmediato, poner en marcha un protocolo de seguridad en el que una de las empleadas se comunica vía telefónica con la habitación. 

Al ver que la comunicación fue infructuosa, se dirigieron a la puerta con una llave maestra, al abrir estaba la joven sobre la cama, inerte y es ahí donde las autoridades asumen el caso. 

Pues bien, realizadas todas las indagaciones del caso, las autoridades judiciales llegaron a dos conclusiones: la primera que la joven no murió por sobredosis (como inicialmente se pensó) y, la segunda, que su deceso fue propiciado por el sujeto que la acompañaba, quien la habría asesinado ahorcándola con sus propias manos. 

Asfixia mecánica, dice el reporte de necropsia elaborado por el médico legista del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Bucaramanga, quien realizó los experticios técnicos al cadáver.

Es el segundo crimen 

En este caso el agresor está plenamente identificado gracias a las cámaras de seguridad del hotel y gracias a las labores de inteligencia de las autoridades ya fue capturado. 

Este procedimiento se realizó en la ciudad de Aguachica (Cesar) adonde las autoridades encontraron escondido en un hotel a un hombre identificado como Harlis Alexis Murillo Moreno quien, para sorpresa de las autoridades, ya tenía en su contra una orden de captura por el delito de femenicidio, apareciendo como víctima una hermosa joven fisioterapeuta caleña, quien respondía al nombre de Stefani Andrea Ramírez Narváez, quien fue violada y asesinada el 4 de junio de 2017. 

La Fiscalía dio a conocer que la detención del hombre se dio durante una requisa realizada en un establecimiento de comercio, donde se halló al sindicado sin documento de identidad, por lo que tuvo que ser remitido a una estación de Policía para revisar si tenía deudas pendientes con la justicia.

En el sistema apareció que tenía vigente una orden de captura en Cali por el crimen de la joven, quien fue abusada sexualmente y luego asfixiada.       

De acuerdo con el reporte de las autoridades, la mujer fue hallada sin vida en el interior de un apartamento ese 4 de junio luego de que fuera contratada por la mamá del presunto homicida para la realización de una serie de fisioterapias, luego de que fuera víctima de un accidente de tránsito. 

Las autoridades lograron confirmar, a través de testigos, que el hoy detenido, de 30 años, a las 2:50 p.m. habría sacado el cadáver de la mujer envuelto en el forro de colchón para abandonarlo cerca de la zona de juegos. Todo ocurrió dentro del apartamento donde se encontró el colchón sin el forro y una cama desarmada. Y, como en el caso de la joven Juliana Gómez, Ramírez Narváez tampoco tenía heridas por arma blanca o arma de fuego. 

Las cámaras de seguridad de la unidad solo registraron la huida del hombre con una bolsa en la mano. Horas después, en el oriente de Cali, fue recuperado el celular Samsung que era de Stephanie y que el hombre le hurtó una vez cometido el hecho. Afuera de la unidad quedó parqueado el vehículo blanco de la mujer. / con información del país.com

Vinculación al caso 

en Bucaramanga 

Las investigaciones realizadas en Bucaramanga estuvieron acompañadas de la recolección de los videos de seguridad. En ellos se vería claramente la imagen de Murillo Moreno abandonando el lugar de los hechos, razón por la cual son pieza clave en la investigación.

Ahora bien, sumados a estos dos casos, este individuo sería el responsable de otros dos casos, feminicidios que habrían ocurrido en la ciudad de Bogotá.  

Además, a este hombre lo investigan por su presunta responsabilidad a la violación de una menor de 13 años de edad, hecho ocurrido también en la ciudad de Bogotá.  

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda
Redacción Justicia / EL FRENTE

Feminicida serial que asesinó una mujer en Bucaramanga fue condenado por dos crímenes