Video: La historia del colombiano que se hizo pasar por cliente de una red de trata de personas para salvar a su hija
Comparte esta noticia:

El pasado 11 de mayo el canal capitalino City Tv hizo público el interesante relato de un hombre que contó la forma, en la que su hija de 13 años fue víctima de una red de trata de personas.

Según el hombre, que prefirió mantener su identidad en el anonimato por razones de seguridad, narró que el lunes de esa semana, él embarcó a la adolescente en un bus camino a su escuela, sin embargo, en la tarde la niña no volvió.

Preocupados, no sabían que estaba pasando y empezaron a llamar a sus compañeras en vista que, aún entrada la noche, la niña no daba señales de regresar. Al día siguiente el hombre acudió a la escuela y le dijeron que el día anterior, la niña no había asistido a clases, por lo que el hombre se empezó a preocupar.

Llegó a pensar, incluso, que tal vez su hija se había fugado con algún noviecito a escondidas, sin embargo decidió terminar de averiguar bien el paradero de su hija antes de acudir a las autoridades.

En medio de esa búsqueda, empezó a revisar los perfiles de Facebook de algunos de los compañeros de su hija, hasta llegar al de otra niña que estaba en su salón de clases, y que sin embargo no le daba buena espina.

Miren su relato:

En las publicaciones de esta otra menor habían fotografías muy insinuantes, comentarios alusivos a tener sexo e incluso, manifestaba que tenía a la venta drogas sintéticas. Igualmente, en una de sus publicaciones en la que estaba con un pequeño short y una mini blusa, invitaba a hombres a llamarla o escribirle un mensaje de whatsapp a un número específico.

El hombre, decidió seguir su intuición y llamar,fingiendo solicitar los favores sexuales de la menor, la cual le dijo que tenía un precio de 200 mil pesos, y que además tenía una ‘amiguita nueva’que también podía atenderlo.

“Por Facebook vimos un número de celular, llamamos, hablamos con la muchacha y ella efectivamente nos dice que el servicio cuesta 200 y que tiene una amiguita nueva, nos dice que nos podía atender en la calle 22 con Caracas en el Santafé en una bomba esquinera que hay, nosotros vamos y cumplimos la cita, yo me bajo del carro y en uno de los callejones, vemos salir a dos niñas y entre ellas mi hija, con una minifalda, blusa y medias negras, una ropa que no es de ella, yo me puse nervioso, me escondí y esperé que me dieran la espalda para poder cogerlas por la espalda y logré jalarla antes que la embarcaran en un taxi”.

En ese momento, de acuerdo a las declaraciones del hombre, salen tres tipos profiriéndole palabras soeces y el solose le ocurre correr con su hija y subirse al carro donde estaba un familiar esperándolo.

La niña, según su padre, tenía la cara ‘irreconocible’, con los ojos hinchados de tanto llorar y aparentemente drogada, hecho que fue confirmado por el Instituto Colombiano de Medicina Legal y el cuerpo médico de la clínica Santa Clara, donde le hicieron las valoraciones respectivas.

Tomado de aldia.co

Comentarios Facebook