¿Sabe usted que se debe hacer cuando hay un perro atropellado en la vía?
Comparte esta noticia:

Esta es la historia de Mercedes, una perra raza criolla que va por la vida descubriendo el mundo en su silla de ruedas gracias al apoyo de animalistas y ciudadanos que decidieron unir fuerzas para darle una mejor calidad de vida. 

Su historia es como la de muchos perros en Colombia que terminan siendo atropellados por algún conductor, heridos e inclusive abandonados. 

Ella, en un descuido de sus amos, fue golpeada por un bus en el mes de enero cuando transitaba por las calles de Santa Marta, exactamente en la zona portuaria. La mascota cruzó la avenida y sufrió el lamentable accidente estando en embarazo 

 

Su estado de salud no era el mejor. Pese a que sus amos le hicieron una silla de ruedas improvisada, terminó deambulado por las calles de manera descuidada.

Las rescatistas Jenny Bogoyá y Patricia Morales la llevaron a un médico quien afirmó que era tarde para hacer una cirugía, ya que no se había dado atención médica oportuna, pero que en el futuro posiblemente podía caminar con terapias. 

Esto inspiró a algunas personas a trabajar para darle un futuro mejor y traerla a la capital para ayudarla en su recuperación.

 

Ella, en un descuido de sus amos, fue golpeada por un bus en el mes de enero

“Yo supe del accidente por mi hermano, Diego Ruíz. Él pasaba por una calle y la vio. Luego me envió el video por WhatsApp y decidimos ayudar“, cuenta Diana Ruíz, quien ofreció su casa como hogar de paso de la mascota en la ciudad. 

Entre los ángeles que se cruzaron en el camino de esta criollita estuvieron Laura Lecompte, quien le ofreció su primer hogar de paso y la trasladó en avión hasta Bogotá; Sarah Hayes, quién ha aportado económicamente para el traslado y la compra de pañales;  Angie Díaz, la persona que gestionó la ayuda económica inicial en Santa Marta y Jenny Bogoyá y Patricia Morales, quienes gestionaron la primera atención médica del caso.

Cuando Mercedes llegó a Bogotá estaba con sus heridas infectadas en las patas, vulva, ano y en los huesos de las cadera. Además, su estado físico era complicado, pues se encontraba tan delgada que solo pesaba siete kilos.

Gracias a un artículo publicado en EL TIEMPO, su cuidadora contactó al experto en construcción de sillas para mascotas Miguel Ángel Ortiz y junto con la comunidad se juntó el dinero suficiente para regalarle una silla ajustada a sus necesidades. 

Actualmente se encuentran a la espera de un hogar capaz de garantizar lo necesario para mantenerla y que la rodee de amor y cuidados. Para mayor información puede comunicarse con Diana Ruíz al teléfono 300 8891203.

La historia de mi mascota
La historia de mi mascota
La historia de mi mascota

La historia de mi mascota

Algunas imágenes del proceso de recuperación de Mercedes.La historia de mi mascota

Lo que dice un especialista sobre este tipo de casos

La médica veterinaria Ana Celly, quien cuenta con una maestría en Ciencias Veterinarias y énfasis en Epidemiología y Salud Pública, respondió al cuestionario de EL TIEMPO

¿Cómo debe reaccionar un ciudadano al momento de encontrar un perro atropellado?

Al enfrentarse a una situación como esta la persona debe asegurar la zona para evitar posibles accidentes con otros autos y peatones. Antes de intentar atender al animal es necesario verificar si está respirando y revisar su estado de salud. 

Por otro lado, el acercamiento al perro debe ser cuidadoso debido a que al sufrir una experiencia negativa, como es el impacto por un auto, el animal va a estar adolorido, nervioso y posiblemente desorientado, lo que puede generar que se torne agresivo como mecanismo de defensa.

Es recomendable colocar un bozal o fabricar uno con un cordón de zapato, esto con el fin de evitar que el animal pueda morder. 

Posteriormente se procede a verificar si el animal presenta heridas o fracturas, si presenta alguna hemorragia o alguna herida abierta se debe hacer presión para detenerla. 

En caso de fracturas se puede inmovilizar, si no es posible este procedimiento se movilizará el animal con mucho cuidado, si hay presencia de quemaduras; será necesario cubrir la zona con una toalla fría o húmeda.

 

¿Cómo hacer el traslado a donde un experto?



Para el traslado del animal suelen ser implementadas las camillas improvisadas, las cuales se realizan con dos tubos pvc y una tela resistente o simplemente con una prenda de ropa o una manta, se posiciona el animal y se moviliza, siempre verificando que no se vaya a caer y que se encuentre en una posición estable.

Si la persona que se encuentra con una situación como esta no tiene conocimientos sobre medicina veterinaria, es importante que se dirija lo más pronto posible a una clínica veterinaria para que atiendan al animal. 

Sin embargo, se recomienda que en ese trayecto este pendiente de la respiración, las heridas presentes y el estado general y/o de la conciencia del animal, esto con el propósito de darle más información al médico que atenderá la urgencia.

¿A qué tipo de profesionales acudir?



Se debe acudir a un médico veterinario, quién deberá realizar el examen clínico del animal y la toma de exámenes complementarios para determinar el tipo de lesiones y traumas que presenta. Si es el caso se debe proceder a estabilizarlo y, según su condición, acudir al especialista ya sea ortopedia, fisioterapia, neurología, entre otros.

 

Es importante que se dirija lo más pronto posible a una clínica veterinaria para que atiendan al animal

 

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes que sufren estas mascotas tras un impacto de este tipo?

Las lesiones que se evidencian con mayor frecuencia son las hemorragias internas y/o externas, fracturas abiertas o cerradas, traumatismo de tórax, desgarro del tejido a nivel subcutáneo o muscular y la proptosis (salida del globo ocular).

 ¿Qué clase de traumatismos psicológicos puede dejar en un perro el haber sido atropellado?

El estrés post-traumático también se evidencia en los animales que han estado en situaciones negativas como el ser atropellado. Algunos síntomas que pueden presentar son: alteraciones en la conducta, depresión, falta de apetito, conducta escapista, necesidad de esconderse, nerviosismo o miedo a ciertos estímulos que recrean un evento.

 ¿Cómo ayudar a este tipo de animales a recuperar la confianza en los humanos tras un evento traumático como un accidente?

La paciencia es un factor determinante al momento de tratar estos animales, así como en las personas son procesos que requieren tiempo y trabajo constante. Si el animal sufrió algún tipo de lesión, fractura e incluso amputación de algún órgano y/o extremidad, será necesaria la rehabilitación acompañada de medicamentos con prescripción médica y terapia física para ayudar a sanar las heridas y permitir al animal adaptarse a su nueva condición.

En cuanto al tema psicológico el acercamiento al animal debe ser con cautela y evitando movimientos agresivos, de esta forma se genera un lenguaje de confianza y un vínculo entre humanos y animales. Se puede recurrir a un médico veterinario especialista en etología quién podrá analizar los problemas de comportamiento e implementar un manejo farmacológico de ser necesario.

Actualmente existen diversas terapias alternativas que pueden ser implementadas para ayudar en los procesos de recuperación como son flores de Bach, Reiki para mascotas, acupuntura, medicina cuántica, homeopatía, entre otros.

Publicado por ELTIEMPO.COM

Comentarios Facebook