De no creer sobrino asesino con un martillo a su tía por robarla - LO QUE PASA EN BUCARAMANGA Y COLOMBIA
De no creer sobrino asesino con un martillo a su tía por robarla

Un juez de control de garantías cobijó con medida de aseguramiento a Santiago Franco Padilla de 19 años, el joven que, por un jugoso botín, asesinó a martillazos a su tía, Doris Milena Franco Franco de 39 años, en hechos ocurridos en días anteriores en el municipio de Bello, Antioquia.

La investigación permitió establecer que todo ocurrió en concreto en un inmueble en el barrio de Invasión Los Girasoles de dicho municipio del Valle de Aburrá, la noche del pasado 26 de agosto. Todo inicia en el momento en que Doris Milena aceptó en su vivienda a su sobrino, justo un mes antes de aquel fatídico día.

Ninguno de sus otros familiares lo había querido recibir, por el negro antecedente de ser un asiduo consumidor de estupefacientes. Al parecer, guiados por un instinto, había tomado la decisión, que al final Doris desvió, y que posteriormente terminaría costándole la vida.

Aquel día, al parecer el joven, que se desempeñaba como cotero, necesitaba dinero como sea, presumiblemente, para ir a comprar ‘vicio’, o en su defecto, pagar alguna otra deuda. En su intento de sustraer una alcancía y unas joyas de alto valor, fue sorprendido por su tía, que en su afán de perdurarlos para que regresara las cosas que intentaba sustraer, fue atacada con un martillo de gran tamaño en su cabeza por su sobrino, que luego huyó del lugar de la escena.

Servidores del CTI de la Fiscalía, alertador por lo ocurrido, llegaron al sitio y constataron que el cadáver de Doris milena presentaba lesiones por objeto contundente en la parte posterior de la cabeza, y que el lugar estaba completamente desordenado. Metros más adelante estaba el cabezal metálico del martillo, que era de gran tamaño, y con el que se perpetró el crimen.

Además, fue hallada en una de las ventanas del inmueble una huella dactiloscópica, la cual fue sometida a cotejo de lofoscopia y coincidió con el pulgar izquierdo de Santiago, que en la cocina había dejado ropa y zapatos de su propiedad ensangrentados, lo que da cuenta que antes de huir se cambió de vestimenta para evitar ser identificado.

 

Los familiares constataron, en su momento, que aquella alcancía en forma de trofeo con dinero y esas joyas, como una pequeña cadena de oro, no estaban. Franco Padilla fue capturado por la Policía en inmediaciones de la Plaza Minorista de Medellín y no se allanó a los cargos que le imputó un fiscal por los delitos de homicidio agravado y hurto calificado y agravado.

Tomado de hsb noticias

Comentarios Facebook