DESARTICULACIÓN DE UNA BANDA DELINCUENCIAL DEDICADA AL HURTO DE RESIDENCIAS Y DE MOTOCICLETAS

La Policía Nacional en una labor conjunta con la Fiscalía General de la Nación, logró la desarticulación de una organización delincuencial dedicada al hurto de residencias, motocicletas y comercio en el área metropolitana de Bucaramanga.

Se adelantaron diferentes allanamientos a partir de los cuales se materializaron 8 capturas de integrantes de esta organización delincuencial, quienes fueron procesados por los delitos de concierto para delinquir, extorsión, porte ilegal de armas de fuego, estafa agravada, falsedad personal, receptación, falsedad marcaria, así como hurto calificado y agravado, además se logró la inmovilización de 2 motocicletas. Los capturados suman más de 50 procesos judiciales, situación a partir de la cual fueron recluidos en un centro penitenciario y carcelario.

Una pareja de esposos lideraba la organización delincuencial, quienes a su vez realizaron numerosas estafas a través de tiendas virtuales, donde comercializaban electrodomésticos hurtados, que en algunas oportunidades, no eran entregados a sus compradores, apoderándose del dinero consignado por los clientes.   

A partir de la efectiva coordinación institucional, se logró la detención de uno de sus integrantes, identificado como alias “Natasha”, quien pretendía abordar un vuelo con destino a Argentina desde el Aeropuerto El Dorado de la ciudad de Bogotá, con el propósito de evadir la acción de las autoridades.

Los integrantes de la banda, se especializaron en el hurto de motocicletas a través de la modalidad de halado, aprovechando el descuido de los propietarios del vehículo al dejarlos abandonados en vías públicas; asimismo intimidaban a sus víctimas con arma de fuego, teniendo como principal objetivo a mujeres que se movilizaban solas, las cuales eran golpeadas si se resistían al hurto. La investigación conllevó a evidenciar la relación de estos delincuentes en al

menos 100 casos de motocicletas hurtadas en el último año en el área metropolitana de Bucaramanga.

El proceso investigativo permitió identificar la actuación ilícita de estos delincuentes a través de tres líneas:

  • Exigencia extorsiva a los propietarios de motocicletas: luego del hurto, los delincuentes tomaban contacto con las víctimas con el propósito de exigir entre 1 y 3 millones de pesos para devolver el vehículo.

  • Comercialización de motos hurtadas a través de redes sociales: la estrategia criminal consistía en la alteración de los sistemas de identificación de las motocicletas y la falsificación de documentos, con el objetivo de publicarlas en redes sociales para ofrecerlas en venta a precios inferiores a su costo en el mercado. En esta modalidad, los compradores se arriesgaban a perder su dinero y enfrentar procesos judiciales por el delito de receptación considerando la adquisición de un elemento hurtado.

  • Asalto a residencias y establecimientos comerciales: a través de la intimidación y amenaza, los miembros de la organización delincuencial ingresaban a estos sitios con el propósito de materializar hurtos. Para esta actividad, empleaban vehículos de servicio público y servicio escolar en los cuales se movilizaban.

Comentarios Facebook
WhatsApp chat