En 75 días, Cúcuta lleva 17 muertos y 500 heridos en accidentes de tránsito

Las precarias condiciones en que viene funcionando la red semafórica, la ausencia de un plan de señalización eficiente y la escasa cantidad de agentes de tránsito en una ciudad con no menos de 1 millón de habitantes, es lo que tiene hoy a Cúcuta como una de las capitales del país más violentas en las vías.

Las cifras de muertes y heridos en accidentes de tránsito en los dos meses y medio que han transcurrido del presente año, son alarmantes: 17 y 500, respectivamente.

La reveladoras estadística doblan casi las reportadas en el mismo periodo del año anterior, lo que originó ya un llamado de atención de las Agencia Nacional de Seguridad Vial, quien pidió explicaciones a las autoridades por este repunte de muertes y lesionados.

A esta debacle se suma el pobre avance que ha tenido la concesión de tránsito que se contrató,para que no solo modernice la destruida red semafórica, sino para que le devuelva las condiciones de seguridad a las vías de Cúcuta, hoy convertidas en verdaderas pistas suicidas por la falta de control de la autoridad.

 

En el reciente informe que presentaron los directivos de la citada concesión al Concejo quedó al descubierto que no será en el primer año sino en el 2023 que Cúcuta pueda contar con equipos modernos controlando el tráfico automotor.

Esta situación tiene encendidas las alarmas de conductores y peatones, por cuanto ahora están a merced de la buena suerte para no resultar arrollados.

Llama la atención que de la cifra de muertes, 15 corresponden a motociclistas, población que continúa a la cabeza de las que más víctimas aportan a la accidentalidad vial.

El problema se agudiza aún más si se tiene en cuenta que en aquellos cruces viales más transitados es donde más fallan los semáforos. En avenidas como la Diagonal Santander, Cero, Guaimaral, Gran Colombia, Sevilla, Tercera (San Luis) y toda la zona centro, sigue siendo un problema identificar si es tiempo de seguir o detenerse.

El concejal Oliverio Castellanos dijo ayer que ni la ciudad aguanta un plazo más para que se modernice ya la red semafórica, ni un muerto más por la desidia con que se está manejando la seguridad vial.

El concejal advirtió que si no se pone orden al tránsito vehicular, si no se brindan las garantías de una buena seguridad en las vías, las muertes y los heridos no se detendrán. “Cada vez serán mayores”, insistió Castellanos.

En la esquina de la avenida 4 con calle 18, el semáforo sale de servicio día de por medio. Los vecinos señalan que a diario presencian entre tres y cinco accidentes en ese cruce.

Los mismos directivos de la concesión de Tránsito admitieron al Concejo que los semáforos no sirven, pero aun así, se mantienen en que la red solo quedará modernizada en 2023.

tomado de la opinion 

Comentarios Facebook
WhatsApp chat