En medio de disturbios el cuerpo de Maradona fue trasladado al cementerio.

150
EDITORS NOTE: Graphic content / Handout photo released by Argentina's Presidency of players of the coffin of Argentine football legend Diego Maradona during his wake at the burning chapel of the Casa Rosada presidential palace in Buenos Aires on November 26, 2020. - Diego Maradona will be buried Thursday on the outskirts of Buenos Aires, a spokesman said. Maradona, who died of a heart attack Wednesday at the age of 60, will be laid to rest in the Jardin de Paz cemetery, where his parents were also buried, Sebastian Sanchi told AFP. (Photo by - / Argentinian Presidency / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT AFP PHOTO / ARGENTINIAN PRESIDENCY - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS -DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
Compartir este artículo

El cortejo fúnebre que trasladará los restos de Diego Armando Maradona hacia un cementerio de la periferia de Buenos Aires comenzó su marcha a las 17.50 hora local de este jueves, en medio de una Buenos Aires convulsionada por los incidentes entre fanáticos del exfutbolista y la policía.

El automóvil que lleva el cuerpo del astro máximo del fútbol argentino partió desde la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, donde se realizó el velatorio. El destino final es el cementerio privado Jardín Bella Vista, a unos 40 kilómetros de la capital argentina. Allí descansan los restos de sus padres, Diego Maradona y Dalma Salvadora Franco, conocidos popularmente como ‘Don Diego’ y ‘Doña Tota’, que fallecieron en 2015 y 2011, respectivamente.

Las autoridades difundieron el recorrido que tendrá el cortejo para que quienes fueron a despedirse del “ídolo argentino” y no lograron acceder a la capilla ardiente le den el “último adiós” desde las calles. La partida del cortejo fue, de hecho, muy compleja, debido al aluvión de personas agolpadas a las puertas de la Casa Rosada y que no pudieron ingresar al velatorio.

Sin embargo, los serios incidentes desatados en los alrededores de la sede del Ejecutivo y dentro de la propia Casa Rosada entre fanáticos de Maradona y la Policía obligaron a cerrar anticipadamente la capilla ardiente y a retirar el cuerpo del exfutbolista a un salón contiguo por seguridad.

Explicación del Gobierno

Tras los incidentes, la Presidencia argentina emitió un comunicado en el que aseguró que el objetivo del Gobierno siempre fue que se pudiera “despedir a Diego de forma pacífica, sabiendo que todo el país y gran parte del mundo está conmocionado por su fallecimiento”.

Según el Ejecutivo, “cientos de miles de argentinos” realizaron este jueves “una fila de decenas de cuadras para despedir a Diego Armando Maradona” y la despedida se inició muy temprano esta mañana de forma “muy emotiva y organizada”.

El comunicado señala que “cuando el horario de finalización se acercaba, varias personas que estaban en la fila comenzaron a saltar las rejas para ingresar de manera irregular”. “Ante esa situación, se suspendió por unos minutos el ingreso. Cuando se volvió a habilitar algunas personas ingresaron rápidamente, sin cumplir las indicaciones del personal a cargo”, señala la nota oficial.

Por ello, la Casa Militar, que tiene a su cargo la seguridad presidencial, habilitó un conducto de salida por el Patio de las Palmeras y la explanada de acceso a la Casa Rosada, donde los fanáticos permanecieron con cánticos durante unos minutos. “Una vez que se controló de manera pacífica la situación, la familia transmitió su deseo y voluntad de dar por concluida la ceremonia”, señala el comunicado.

Fuente: EFE

Comentarios Facebook