En medio de una borrachera hombre fue asesinado por su amigo al norte de Bucaramanga - LO QUE PASA EN BUCARAMANGA Y COLOMBIA
En medio de una borrachera hombre fue asesinado por su amigo al norte de Bucaramanga
Dos amigos, quienes se encontraron después de una larga jornada laboral y decidieron emborracharse hasta el día siguiente, no imaginaron que, al pasar de las horas, cuando el alcohol controlaba sus cuerpos, finalizaría el encuentro con uno de ellos muerto y el otro tras las rejas.
Habitantes del barrio La Independencia fueron testigos de un hecho que despertó indignación en esta zona del norte de la ciudad, cuando William Alexander Quintero Rojas, de 25 años de edad, recibió un disparo en el pecho de su amigo.
A las 10 de la noche, de este jueves 31 de enero, los dos hombres llegaron a una tienda de este barrio, de la comuna dos de Bucaramanga, para disfrutar de un momento entre amigos después de que ambos llegaran de trabajar.
Según familiares de la víctima, permanecieron toda la noche y parte de la mañana bebiendo alcohol, hasta que a las 9:20 de la mañana del viernes, cuando Carlos Andrés Tarazona, le reclamó a Quintero Rojas por no pagar dos cervezas. 
En ese momento, los dos hombres en estado de embriaguez, discutieron y se ofendieron con palabras fuertes. También, comenzaron a amenazarse hasta que, Carlos Andrés, desenfundó su arma de fuego y le disparó en el pecho a William Alexander.
Captura
El agresor, de 31 años, huyó asustado hasta la casa de un familiar, y cuando se iba a desplazar hasta otro sector de la ciudad, fue interceptado por policías del cuadrante, quienes fueron alertados apenas ocurrieron los hechos.
Las autoridades, manifestaron que no fue posible encontrar el arma homicida de este sujeto, por lo que empezarán a investigar a familiares del acusado para establecer la complicidad en el caso.
Mientras tanto, la víctima fue trasladada al Hospital Local de Norte, donde falleció a las 11:25 de la mañana.
La víctima fatal, quien laboraba como zapatero, vivía en el barrio donde sucedieron los hechos, convivía con su esposa y su hijo de tres años de edad. Además, iba a ser padre por segunda vez, pues su pareja tiene cuatro meses de embarazo.

“Es injusto que un rato de felicidad se convirtiera en una tragedia… la excusa que dijo Carlos Andrés cuando los capturaron, fue que mi esposo había asesinado a un hermano de él hace muchos años, lo que es totalmente falso porque todos los hermanos de él están vivos”, expresó Karen Vanesa Quiñones García, de 22 años, esposa del joven zapatero asesinado.
El capturado fue dejado a disposición de la Fiscalía para su respectiva judicialización.

Redacción SLEYDER CASTILLA MONTESINO EL FRENTE

Comentarios Facebook