Imagenes fuertes: bebe de 1 año murió al quemarse con agua de panela hirviendo en Bogotá - LO QUE PASA EN BUCARAMANGA Y COLOMBIA
Imagenes fuertes: bebe de 1 año murió al quemarse con agua de panela hirviendo en Bogotá

El dolor que vive una familia del barrio Lucero Bajo de la localidad de Ciudad Bolívar s indescriptible: todo inició una vez se enteraron de la muerte de Michael Stiven Tapiero, un niño de apenas 1 año de nacido. Lo ocurrido supera todos los límites.

El pequeño, según cuenta la mamá, se quemó el rostro, la espalda y uno de sus brazos accidentalmente el pasado fin de semana, luego de que le cayera sobre su delicada humanidad un agua de panela hirviendo, lo que le produjo quemaduras de segundo grado.

Tragedia

Raquel Martínez, madre de Maicol Estiben, contó que todo parecía un sueño, debido a que los hechos que los tienen hundidos en el más profundo dolor pasaron muy rápido, y que lo único a que se han aferrado en este momento son a los gratos y hermosos momentos que vivieron con la inocente criatura. Cuenta que todo en su hogar, donde reina el amor, marchaba con toda tranquilidad  cuando todo de un momento cambió sus vidas.

“Yo estaba realizando mis quehaceres cuando repentinamente  escuché como Maicol, mi hijo comenzó a llorar desesperadamente y enseguida me dirigí hasta la habitación y lo encontré con el rostro muy rojo al igual que sus hombros. Enseguida comencé a gritar desesperadamente y llamé a mi esposo”, explicó la mamá en medio de las lágrimas.

Las quemaduras que sufrió el angelito fueron de segundo grado.

Los angustiados padres cargaron al pequeño, quien se retorcía del dolor, y lo llevaron al Hospital de Meissen donde los médicos le realizaron varias curaciones, y en algo le calmaron el profundo dolor. Las horas pasaron y los galenos consideraron que era mejor que lo trasladaran al Hospital Simón Bolívar.

“El niño llegó como a las 7:30 pm, y hasta pasada la media noche llegó una ambulancia. Desde ese momento comenzó el drama para nosotros, porque en principio los médicos nos dijeron que lo llevarían al Simón Bolívar, pero no fue así porque resultamos con el niño en el Hospital La Misericordia. No tuvimos más remedio que ingresarlo sin pensar que allí iba a morir por el descuido de los médicos”, manifestó la mujer

“Lo dejaron infectar”

El angelito comenzó a ser tratado con todos los medicamentos pero a medida que pasaba el tiempo no tenía mejoría alguna. “A mi hijo lo dejaron en la Unidad de Cuidados Intensivos y en esta sala especial adquirió una extraña bacteria que le afectó las heridas debido a que la piel se le fue cayendo. Esta infección  le corrió por todo el cuerpo agravándolo”, adujo la mujer.

Puntualizó que “Maicol Stiven con el correr de las horas se fue poniendo cada vez más malo hasta el punto que le dio dos paros cardíacos, y más tarde murió. No comprendemos porque el médico, quien sabía que mi hijo se iba a infectar, no lo cambio de sala. La verdad lo descuidaron y lo dejaron morir, esperamos que las autoridades abran una investigación al respecto”.

La infección que según sus padres adquirió el niño en el Hospital La Misericordia, le desprendió toda la piel.

Gato Gómez

Redacción EXTRA Bogotá

Comentarios Facebook