SANTANDER

Joven permanece con una bala en su cara desde hace dos semanas en Barrancabermeja

Un drama vive Juan Camilo Quintero, a quien le dispararon en la cara cuando departía con unos compañeros de trabajo, al parecer, por confundirlo con un expendedor de drogas en Bucaramanga. Aunque sobrevivió al ataque, la bala le fracturó la mandíbula y todavía la tiene incrustada. Desde hace dos semanas, el joven de 19 años permanece internado en el Hospital Regional del Magdalena Medio.

Los familiares solicitaron un traslado con urgencia al Hospital Universitario de Santander, en Bucaramanga, para que le realicen una cirugía y extraigan en proyectil. De acuerdo con la madre, Berta Quintero, a su hijo no lo trasladan porque solo tiene Sisbén.

“Él (Juan Camilo) siente dolor, lo calma por una hora o dos cuando le aplican el medicamento, después vuelve a sentir demasiado dolor y me da miedo que se le bajen las plaquetas porque le están poniendo medicamentos fuertes para que duerma y eso no es correcto, yo necesito el traslado”, manifestó la madre.

El joven fue herido el pasado 29 de diciembre y desde ese día espera a que le autoricen el traslado a Bucaramanga. Mientras tanto, la mujer sigue buscando ayuda para salvarle la vida. 

Por: Milena López, Blu Radio

Most Popular

To Top