Mujeres locas por las compras ¿mito o realidad?

753
tomada de internet
Compartir este artículo

Los estereotipos de género son creencias generales acerca del sexo, asociadas a roles, características psicológicas y conductas que describen a hombres y mujeres. En el mundo de las compras se han caracterizado algunos comportamientos de las mujeres como compradoras compulsivas.
En la psicología del consumidor cada vez hay un mayor interés y despliegue de estrategias de mercadeo hacia las mujeres. Sin embargo, hay que preguntarse ¿qué compran las mujeres?

Antes de responder a esa pregunta debemos tener en cuenta que en Colombia hay más mujeres que hombres, en una proporción de 51,2% frente al 48,8%, según los datos del Dane 2018 y la mayoría de los hogares (59%) tienen como jefe de hogar una mujer.


El BBVA Research 2019, analizó que cuando la mujer tiene la jefatura sus mayores gastos los hace en transporte y vivienda. Esto ya lo había señalado Raddar en un estudio del 2013, donde las mujeres de cada 100 pesos, 70 fueron en compras para el hogar y 30 pesos fueron de compras para ellas.

El año pasado, un estudio sobre el consumo del Comercio Electrónico en Colombia [2] 2019 señaló que la mayoría (58%) de los consumidores online (que hace pedido y pago en línea) son hombres y sus categorías de consumo son: Turismo 37%, Moda 37%, tecnología 36%. Por otra parte, el Observatorio de Moda Raddar – Inexmoda, en el 2018 los hombres registraban en compras de vestuario y calzado 51 % mientras en 2010 fue de 28% en el total de las compras.

Los que nos demuestran los datos es que tanto hombres como mujeres consumen diversas categorías de productos, pero específicamente en consumo de las mujeres, los datos reflejan que son las que asumen en gran mayoría el cuidado del hogar.

Eso indica que el mito sobre la obsesión por las compras de las mujeres corresponde más a un estereotipo de género que al comportamiento real, que considera a las mujeres superfluas y materialistas lo que constituye una forma de banalizarlas y discriminarlas.
La columna escrita por @isabelbd no representa la línea editorial del medio

créditos las dos orillas

Comentarios Facebook