Polémica por hijo de alcalde de Bucaramanga que resulta en chat de lobby de Vitalogic - LO QUE PASA EN BUCARAMANGA Y COLOMBIA
Polémica por hijo de alcalde de Bucaramanga que resulta en chat de lobby de Vitalogic

La emisora BLU Radio conoció conversaciones de WhatsApp entre Luis Carlos Hernández, hijo del alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández (actualmente en suspensión), con un inversionista interesado en el negocio para aplicar una nueva tecnología en el manejo de las basuras en el relleno sanitario El Carrasco.

En la conversación, Luis Carlos Hernández asegura que su padre (el alcalde) ya se reunió con unos mexicanos interesados en el proyecto, pero le dice a su interlocutor que le informe si tiene otra persona. “Si tiene otro personaje, me avisa para ver si lo traemos (…)”, dice en uno de los chats.

Luego comenta que ya le envió el contrato de corretaje que le firmaron los dueños de la tecnología, y sigue diciendo lo siguiente: “Le envié también la propuesta que pasó el ingeniero Jorge, quien es la persona que contrato la EMAB, para el estudio de la propuesta”.

 

En la comunicación de mensajería instantánea, el hijo del alcalde de la capital santandereana envía una fotografía de Jorge Hernán Alarcón, la persona que habría estructurado los pliegos de condiciones de la licitación para el manejo de los desechos en El Carrasco.

“Este es el ingeniero que esta trabajando con nosotros, ahí le envié el otro contrato en donde ya aparece su nombre, léalo me cuenta. Hoy se reunió el mexicano que buscó Carlos Gutiérrez (…)”, se lee en la conversación.

Luego anexa una imagen en la que aparece el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, sentado en el centro, junto a los empresarios mexicanos que, al parecer, estaban interesados en el negocio; y Carlos Gutiérrez, amigo personal de la familia del mandatario, quien está relacionado con otros dos contratos de corretaje.

 

Existen dos contratos de corretaje, el primero aparece firmado y notariado por Luis Carlos Hernández (hijo del alcalde), Luis Andelfo Trujillo, Carlos Gutiérrez (comisionistas) y Jorge Hernán Alarcón, contratista de la Emab.

El segundo contrato de lobby lo firman Carlos Gutiérrez y el abogado Edgar Castellanos, amigo personal del alcalde Rodolfo Hernández.

Los polémicos contratos están siendo investigado por la Fiscalía y la Procuraduría General de la Nación, ya que se trataría de un presunto caso de corrupción.

Tomado de EL FRENTE

Comentarios Facebook