Qué ha Pasado con el Viaducto Chirajara? Sigue sin terminarse.

78
Compartir este artículo

De acuerdo con la concesión a cargo de la obra, la construcción del viaducto sobre la vía al Llano podría comenzar de nuevo en abril de este año. ¿Qué ha pasado desde el colapso de la infraestructura?

Un día como hoy hace tres años colapsó una de las mitades del viaducto de Chirajara, obra cumbre del segundo tercio (El Tablón-Chiarajara) de la vía Bogotá-Villavicencio. Nueve trabajadores que se encontraban sobre la estructura fallecieron al caer al vacío y los colombianos no lograron hacer uso del que sería uno de los puentes atirantados más emblemáticos del país.

Para finales de mes ya era un hecho que el accidente había sido producto de fallas en el diseño, por lo que se implosionó la mitad que quedaba en pie para dar paso a un nuevo viaducto. Si el cronograma de esta segunda versión de la obra se hubiera cumplido, estaríamos a menos de dos meses de presenciar la puesta en servicio de Chirajara, pues en septiembre de 2018 se estimó que la reconstrucción tomaría 27 meses (entre diseño y trabajos de obra) y costaría alrededor de $96.000 millones. Pero nunca se puso una sola piedra.

Un paréntesis: en marzo del año pasado, el tribunal de arbitramento que estudiaba la demanda de la concesión a cargo de la vía Bogotá-Villavicencio, Coviandes, contra Gisaico, la empresa que diseñó y construyó el viaducto de Chirajara, negó que esta última fuera responsable del desplome de la estructura y que el error de diseño haya sido la única causa.

Lo último que se supo fue que se cambiaría la tipología el puente por uno de voladizos sucesivos en lugar de uno atirantado, lo que implica empezar de cero una vez más. Esto luego de que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) y Coviandes acordaran construir un viaducto diferente para cerrar la controversia de si era idónea o no la cimentación que quedó de la estructura anterior para levantar el puente sobre la misma. “Lo mejor es tener un viaducto totalmente nuevo y abandonar la cimentación donde estaban apoyadas las pilas”, dijo en septiembre de 2020 el vicepresidente de la ANI, Carlos García.

Días después de estas declaraciones, El Espectador pudo confirmar que Eiffage, la firma francesa seleccionada por Coviandes para reconstruir el viaducto de Chirajara, se había retirado del proyecto por las diferencias con la interventoría sobre la idoneidad sísmica del terreno en donde están anclados los cimientos que quedaron del colapsado viaducto y que habían acordado reutilizarse.

Según García, “la tipología de puentes de voladizos sucesivos, se refiere a un procedimiento de construcción utilizado con frecuencia en el país para grandes puentes.El nuevo viaducto tendrá una longitud total de 421,2 metros, compuesto por tres luces (114,6m, 192m y 114,6m). El tablero del puente medirá 11,50 metros de ancho y podrá movilizarse tráfico vehicular en dos carriles de 3,65 metros de ancho, berma en calzada lenta de 1,8 metros y en calzada rápida de 0,50 metros, junto con un andén peatonal de 1,2 metros y barreras de protección vehicular tipo new jersey de 0,35 metros. Su superestructura será tipo viga cajón en concreto postensado con una altura variable entre 9,2 metros y 2,8 metros.

Tomado de: https://www.elespectador.com/

Comentarios Facebook