Suspensión y un comparendo por infringir el código de policía, recibieron los dos conductores de ambulancias.

878
foto suministrada

Los dos conductores que en días pasados se volvieron virales a través de un video por protagonizar una pelea con machete riña con machete en mano en pleno centro de Bucaramanga fueron sancionados por infringir el código nacional de la Policía, después de que se enfrentaran para determinar quién recogía a un paciente herido en accidente de tránsito.

A los implicados se les aplicó comparendos por escándalo público, además de la suspensión laboral por una semana después de que la agresión verbal y física quedara grabada en un vídeo.

El coronel Javier Castro, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, indicó que una vez se presentó el rifirrafe porque uno de los conductores aparentemente cerró el paso del otro, hicieron presencia en el lugar.

Bajo escombros, fue encontrada mujer que falleció en incendio presentado en el centro de Bucaramanga

“Hubo una atención inmediata por parte de la Policía Metropolitana de Bucaramanga. A través de una intervención se les aplicó dos comparendos a cada uno de ellos en aplicación al código de convivencia y seguridad ciudadana, es una situación de intolerancia por parte de los implicados”, dijo el oficial.

Por su parte, Daniel Gutiérrez, coordinador operativo de una de las empresas de ambulancias implicadas, aseguró que la discusión se originó porque el conductor de uno de los vehículos prestadores de primeros auxilios cerró y golpeó al otro operador.

Debido a las constantes quejas y enfrentamientos por lo que se ha denominado la ‘guerra del centavo’, las autoridades hicieron un llamado de atención dirigido a los conductores de las ambulancias para que prime la atención de pacientes, más no la disputa del servicio entre las empresas que ofrecen el traslado de lesionados.

Ciudadanos rechazaron el comportamiento de los conductores de las ambulancias y señalaron que estas disputas se han vuelto constantes, toda vez que se registra una ‘guerra’ entre las empresas prestadoras del servicio las cuales compiten por la atención de heridos en accidentes de tránsito.

Comentarios Facebook