Ultimátum a los venezolanos ilegales: o se va o los deportan

La angustia que vivieron miles de familias en el país de Venezuela, debido a la falta de oportunidades, escases de alimentos, medicinas, trabajo y muchas otras cosas, los obligaron a salir de su país a enfrentarse con un futuro incierto y sin rumbo para dónde coger.

Su sitio de refugio fue Colombia, muchas de estas personas llegaron a Bucaramanga  y ahora la historia se repite. Tienen que tomar otro rumbo. Se van con las mismas necesidades, o peores.

Más de 400 venezolanos que pernoctaron por más de dos meses en los diferentes parques de Bucaramanga, aunque siempre el foco de noticia fue el parque García Rovira, ahora tienen que abandonar Colombia con un no futuro en su mirada y sin haber logrado realizar el sueño de cambiar sus vidas.

Bucaramanga es una de  las ciudades de Colombia que más ha recibido migrantes venezolanos, ellos buscaban en la capital santandereana alternativas para salir adelante, pero que debido a diferentes conflictos presentados por su actuar en la ciudad, las autoridades les manifestaron que deben salir de los parques a más tardar el lunes a las 5:00 de la mañana.

“Se habló con los venezolanos y se les dio plazo para que el lunes no pueden estar ocupando los parques de Bucaramanga y por consiguiente se habilitaron unos buses para ser devueltos a su país de origen. Esto es un llamado a los hermanos venezolanos que deben cumplir con una normatividad”, manifestó Luwing Mantilla, Sub Secretario del Interior de Bucaramanga.

Desafíos del camino

Algunos de ellos tuvieron que caminar más de 260 kilómetros, que es la distancia entre Cúcuta y Bucaramanga, aguantando frío, hambre, dolores musculares. Demoraron alrededor de cinco días caminando para llegar a la bonita con la esperanza puesta en conseguir un buen trabajo que les de lo necesario y que, además, alcance para enviarle recursos económicos, comida y medicinas a sus familiares que se quedaron en Venezuela.

Ante las distintas travesías a las que se enfrentaron, todo con un fin, algunos de ellos están inconformes con la decisión que se tomó de intervenir en los parques y si no están legalmente en el país, deben ser enviados a su lugar de origen.

le puede interesar: Ampliación: joven muere a causa de una puñalada en bucaramanga

“La situación en Venezuela está difícil, para qué devolvernos, usted con un mínimo sólo le alcanza para comprar una libra de azúcar, sí, tal vez haya trabajo, pero el sueldo que uno gana sólo cubre la necesidad de dos días de comida, y el resto? Las cosas aquí en Colombia no salieron como las esperábamos”, manifestó uno de los venezolanos que lleva unos quince días en la ciudad.

La situación de todos no es la misma. Así lo narró Edgardo Manrique, docente de profesión, quien vio en este país otra alternativa y así como un día los venezolanos les abrieron las puertas a los colombianos, pensaba en que este era el momento de que les devolvieran los favores.

“No tuvimos el apoyo del Gobierno Nacional. Mientras estuve aquí, no había día en que no saliera a buscar trabajo. Buscaba y buscaba, fuimos a muchos sitios, lo impresionante es que el santandereano es muy rígido y todo el tiempo vimos fue una negación a una oportunidad laboral. Es entendible, no estamos en Venezuela”, decía mientras recordaba con nostalgia aquellas épocas de riqueza en su país.

“El venezolano es demasiado noble, muy dicharachero, amo mi patria, por algo Dios me colocó para que naciera allí… Me duele lo que está pasando… Está decisión de ultimátum es una decisión impulsada, sí, estamos violando reglas colombianas… No nos ayudaron como pensamos”.

Mejores oportunidades

Por otra parte, hubo personas que estuvieron de acuerdo con la decisión ya que ven en ella la mejor estrategia para conseguir otras alternativas económicas.

“Las autoridades nos advirtieron que podemos estar aquí hasta el lunes así tengamos pasaporte o el carnet de migración ya que la orden que ellos tienen es desalojar todos los parques porque la población se ha quejado por los conflictos que se han presentado. A nosotros nos conviene porque nosotros debemos salir a buscar empleo, porque no podemos acostumbramos a que nos den todo, que nos den la comida, a que nos presten el baño, que esto y aquello, nosotros tenemos que movernos”, dijo el señor José, quien para llegar a Bucaramanga vivió todo una aventura. 

Por su parte, el sub secretario del Interior recalcó que “los parques son espacios para uso público, no para extender ropa ni hacer necesidades fisiológicas y debido a todas estas evidencias que se han encontrado ha conllevado a que estos focos de población también generen inseguridad”.    

“No es negociable de que hayan personas sin estar documentadas en nuestro país colombiano”, dijo Luwing Mantilla. 

El coronel Harold Hincapié, comandante operativo de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, dijo que los resultados en cuanto a seguridad son muy satisfactorios en la ciudad. El ingreso de venezolanos no ha provocado el incremento de las distintas modalidades de hurto y sólo una persona de ese país se encuentra con medida intramural.

“La ciudad no está obligada a albergarlos porque al no haber un conflicto de guerra en el país vecinos, los venezolanos no llegan como refugiados, ellos pasaron a Colombia para buscar mejores oportunidades de vida más no porque hayan sido desplazados por violencia interna en Venezuela”.

Deseos sucio

Hay personas que se han acercado en apariencia de querer ayudar y servirles en sus necesidades explotándolos de muchas maneras. “Inclusive, algunos jóvenes se han prostituido para lograr el sustento del otro día”, manifestó una de las personas que está en el parque cuyo nombre omitimos por seguridad. 

Gracias Bucaramanga

A pesar de todo, hubo venezolanos que dieron con personas de buen corazón y que de alguna manera sirvieron en todo el proceso de estadía en el parque.

De manera especial hicieron un agradecimiento mancomunado a la Casa de El Peregrino por brindar esa labor que sirvió a más de 400 venezolanos migrantes en la ciudad de Bucaramanga.    

“Quiero agradecer el trabajo tan maravilloso de las personas de El Peregrino, esa es una labor bellísima, lo que ellos hacen  y lo que hicieron por nosotros es espectacular me lo llevó profundamente en el corazón. Los alimentos espectaculares, los venezolanos estamos agradecidos por ellos. Nosotros pagábamos una chichigua tan sólo quinientos pesitos, claro está que si uno no tenía ellos no nos iban a dejar de dar de comer, como ellos decían esto es una colaboración. Gracias Bucaramanga”, dijo uno de los que tendrá que salir de la ciudad por falta de papeles. 

Nuevas ciudades, nuevos países

Algunos de ellos viajarán a otros países vecinos, asumiendo todo los retos que se les presente. Unos los harán caminando y otros lo harán en bus. Además algunos manifestaron que están esperando de la respuesta de algunas personas que les prometieron trabajo en otras ciudades.

le puede interesar: AUDIO Atentado deja policia muerto y uno herido en el sur de bolívar

Aunque, hay otros que esperarán el bus que estará en el parque el lunes a las cinco de la mañana para devolverlos a su país. 

Autoridades

Ante esto, la Cancillería y Migración Colombia hacen acompañamiento humanitario en operativos interinstitucionales en municipios receptores de venezolanos con el fin de verificar la situación en la que se encuentran estas personas con el fin de invitarlos a cumplir con la normatividad migratoria y la de uso del espacio público. La idea es salvaguardar los derechos de la población venezolana así como los derechos de las comunidades que solidariamente les han abierto las puertas.

“En los operativos, que son realizados en el marco normativo vigente, se revisa la situación migratoria con el fin de facilitar la movilización de quienes tienen su documentación en regla y van en tránsito hacia alguna zona, y de invitar a los demás a que regularicen su situación. A los portadores de Tarjeta de Movilidad Fronteriza que ya han superado el tiempo de permanencia permitido se les indica que deben abandonar voluntariamente el territorio nacional colombiano, y seguir utilizando esta tarjeta para el fin autorizado que es entrar al país para moverse por los municipios de frontera hasta por 7 días. Aquellos que no acogen el llamado de las autoridades se les inician actuaciones administrativas individuales.  Migración Colombia ha apoyado la movilización de los venezolanos hacia las zonas de frontera para brindar acompañamiento humanitario a aquellos que voluntariamente han decidido abandonar el territorio nacional”.

Todo esto es apoyado por la Cancillería, la Policía Nacional, el Ejército Nacional, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Migración Colombia, la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres (UNGRD), la Alcaldía Municipal representada por las Secretarías de Seguridad Ciudadana, Gestión de Riesgo, Gobierno y Salud; además acompañan el proceso la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría.

Por: Carolina Torrado Duarte
Foto: EL FRENTE  http://www.elfrente.com.co/web/index.php?ecsmodule=frmstasection&ida=61&idb=116&idc=19071

Comentarios Facebook
WhatsApp chat